The Poe Toaster

Cada año, desde 1949 (centenario de la muerte de Poe), un personaje ataviado con capa y sombrero y con el rostro tapado con una bufanda, visita el cementerio de Baltimore en el que está enterrado el escritor para dejar una ofrenda en su tumba. La fecha siempre coincide con el aniversario del nacimiento de Poe, la noche del 19 de enero. El regalo son tres rosas y una botella de coñac medio llena.
No se sabe quién es este misterioso personaje, pese a los intentos que se han hecho para conocer su identidad. Por respeto, nadie ha intentado nunca detenerlo. Se le llama «The Poe Toaster», porque parece que lo que ofrece a Poe sea un brindis (en inglés, toast). También se dice que las tres rosas son para las tres personas que están enterradas bajo la misma lápida: Poe, su suegra María Clemm y su mujer Virginia.

Así se nos cuenta en la parte documental del libro El universo de Poe (Letras Mayúsculas, 2009). Curiosamante en enero del año siguiente a la edición del mismo, podíamos leer el el diario El País esta noticia sobre el mencionado tema:   Ni rosas ni coñac para Poe.  Al parecer tampoco  nadie apareció por la tumba, excepto los curiosos, entre 2011 y 2013. Tal nos sorprenda en éste, la gente sigue esperando.

Imagen